Publicador de contenidos

null “La ética necesita debates y un proceso para encontrar soluciones”

-
"La ética necesita debates y un proceso para encontrar soluciones"

Entrevista a Helen Kohlen, responsable de la cátedra 'Care Policy und Ethik' de la Universitat de Filosofía y Teología de Vallendar

+Leer más

Blog

"La ética necesita debates y un proceso para encontrar soluciones"

03 September 2019

La profesora Helen Kohlen es responsable de la cátedra "Care Policy und Ethik" (Ética y política del cuidado en enfermería) de la Universidad de Filosofía y Teología de Vallendar (Alemania) y está especializada en el ámbito de las desigualdades sociales, culturales y de género dentro de la medicina y la enfermería. El próximo 16 de septiembre impartirá en Barcelona la conferencia que organizaremos conjuntamente con el COIB: "El reto de hacer que distintas voces importen: La bioética, los comités de ética hospitalaria y los temas relacionados con el cuidado".


¿Qué es la ética del cuidado?


No existe una definición universalmente aceptada sobre la ética del cuidado. Históricamente, la ética del cuidado se remonta al estudio empírico de Carol Gilligan, que se publica en su libro "In a different voice: psychological theory and women's development", que revela la teoría de que las mujeres prestan atención a hechos sociales y preguntas contextuales, en su mayoría no formuladas por hombres. La ética del cuidado no es únicamente una ética en el sentido de una teoría normativa que se puede entender como una ética de responsabilidad, como defiende Joan Tronto, sino también una epistemología, ya que tiene que ver con las experiencias de cuidado. Estas influyen en la vida de las personas y contribuyen a su conocimiento y sabiduría. Esto ocurre históricamente, especialmente en mujeres y en las personas que trabajan en salud y asistencia social.

¿Qué une ambas teorías?


Lo que une ambas teorías de la atención es un respaldo general de varios temas diferentes. Entre los más importantes se encuentran: (1) Un enfoque relacional de la moral. Los especialistas en ética del cuidado sugieren que los humanos son fundamentalmente relacionales e interdependientes. (2) Interés por el prójimo. El cuidado a menudo se define como una respuesta a una necesidad expresada (por ejemplo, Noddings, Tronto). (3) El contexto importa. A diferencia de las teorías occidentales abstractas y universales tradicionales de ética, la ética del cuidado valora el particularismo. Requiere comprender las particularidades de la experiencia del otro, incluida su historia, sus relaciones, etc. (4) Cruzar las fronteras morales y políticas. Dadas sus raíces en los estudios sobre mujeres, la ética del cuidado abarca el punto de vista de que lo "personal es político" en la forma en que el trabajo de cuidado no debe ser realizado por unas pocas personas en la esfera privada. Tronto articula que la división entre la moral y la política, las teorías éticas y los enfoques particularistas, así como entre la vida pública y la privada, debe ser rediseñada. (5) Las emociones pueden ser herramientas morales informativas y motivadoras. Al ayudar a crear conexiones empáticas que promuevan acciones de cuidado, los especialistas en ética del cuidado no excluyen las emociones.

¿Se trata de un problema estructural?


Si el cuidado no se hace bien o se deja sin hacer, es de esperar que se alcen voces y se describan bien los peligros para quienes reciben y cuidan. Puede ser un problema estructural que estas voces sean marginadas o no tenidas en cuenta. Significa, por ejemplo, que no hay suficiente personal para practicar la atención, ni tiempo ni cultura que valore la buena atención. Sin embargo, más allá de los problemas estructurales, se necesitan actores responsables y competentes para practicar bien el cuidado.

¿Cuáles son las principales desigualdades sociales y culturales en los campos de la medicina y enfermería?


En todo el mundo el estatus social, el género y el origen étnico determinan las posiciones de poder. Por ejemplo, es bastante inusual encontrar a una mujer negra de bajo estatus social en una posición poderosa, aunque tenga experiencia y sea competente.  Esta situación se reproduce en casi todas las profesiones, incluida la medicina y la enfermería. Cuanto más motivados estemos en cuidar en lugar de curar, menos posibilidades habrá de gozar de una buena situación financiera.


¿Podría explicar un ejemplo práctico que refleje su investigación?


Cuando empecé mi investigación sobre los Comités de ética hospitalaria, hice un análisis histórico. Rastreé la trayectoria de los comités en los EE. UU. y descubrí que la ética basada en principios (autonomía, no maleficencia, y justicia) se usaba predominantemente en las reuniones de los comités. Tracé la ética del cuidado como un enfoque, como una historia diferente que no se abrió paso en las discusiones del comité. En el estudio de campo en Alemania, pude ver cómo un lenguaje de principios hacía invisibles los problemas éticos del cuidado, mientras que el uso de un lenguaje ético del cuidado podría haber llevado los problemas a un terreno más relevante. Profundizar en diferentes historias y el desarrollo de diferentes enfoques éticos, es un rasgo típico de mi investigación. Estoy interesada en las alternativas que nos abren diferentes vías de pensamiento y nos invitan a ser  más imaginativos y creativos.

¿Su investigación es válida en sociedades con pocos recursos?

No estoy segura en base a las líneas de investigación que he desarrollado hasta ahora. En sociedades con pocos recursos, por ejemplo, las cuestiones de consulta ética y cuidados paliativos en el hogar de ancianos no son prioridades. Pero, creo que la metodología, la forma en que desarrollo mis preguntas y las formulo, es probablemente adecuada.

 
En medicina y enfermería, el estrés y la falta de tiempo son conceptos muy recurrentes. ¿Qué espacio debe ocupar la ética del cuidado en la práctica de la salud?


No creo que la ética del cuidado lleve más tiempo que cualquier otro tipo de enfoque ético, siempre que la ética no se entienda como un procedimiento técnico. En sentido figurado: tiene sus preguntas y marca la casilla después de la respuesta. La ética necesita debates y un proceso para encontrar soluciones. Precisa equipos reales que han de crecer para trabajar juntos de manera productiva. El trabajo en equipo lleva tiempo y nosotros (al menos este es el caso en Alemania) a menudo necesitamos olvidarlo. Para promover ética del cuidado en salud, se necesitan espacios reflexivos para detenerse a pensar: "¿qué estamos haciendo realmente?". Estoy convencida de que surgirán preguntas éticas sobre la atención siempre que las personas estén interesadas en otras personas y se preocupen por su bienestar.

Usted habla de la necesidad de escuchar las diferentes voces de la bioética. ¿A qué voces se refiere? ¿Qué papel tienen?


Es importante escuchar voces de atención. Estas voces están familiarizadas con el lenguaje de atención que incluye preguntas de contexto, relaciones, necesidades, competencia, responsabilidades y capacidad de respuesta. Si solo utilizamos  un lenguaje de principios, las preguntas son difíciles de formular.

Dada la situación actual, ¿cuál es su perspectiva futura? ¿Hacia dónde nos dirigimos?


La atención médica avanza enfocada hacia la economía y la tecnología y se rige bajo la lógica neoliberal. Cada vez más personas están en desacuerdo con este movimiento y empiezan a solidarizarse con los demás para debatir contra los movimientos neoliberales (demos). Especialmente los jóvenes son muy críticos con las líneas actuales y se empiezan a expresar. No quiero ser demasiado optimista sobre este tipo de movimientos, pero no cabe duda que son reales.

Si te interesa el tema, no te pierdas su conferencia: el 16 de septiembre en el Col·legi Oficial d'Infermeres i Infermers de Barcelona (COIB) 

 


 

home_agenda

home_grants_and_awards

home_publications

subscription

¿Quieres recibir nuestra newsletter?
Suscríbete!