Back to school and COVID19

-
Back to school and COVID19

Ferran Ruiz: "Covid19 opens a wide space for reflection on ethical issues to schools"

+Read More

Blog

Back to school and COVID19

14 September 2020

(Text only available in Spanish)

Entre 2011 y 2016 Ferran Rruiz presidió el Consell escolar de Catalunya, el órgano superior de participación de la comunidad educativa catalana. También ha sido miembro del Consejo Escolar del Estado durante el mismo periodo y vocal de su Junta de Participación Autonómica. Actualmente, es jurado de nuestro Premio Ética y Ciencia. También reflexiona sobre asuntos relacionados con el ámbito educativo, social y tecnológico en Notas de Opinión, un espacio donde según apunta, no pretende aportar evidencias sino reflexiones personales. Coincidiendo con el inicio del curso escolar, aprovechamos para hablar con él sobre el nuevo curso y la incidencia en la educación de estudiantes que puede tener el Covid19.

La vuelta al colegio es por Ferran Ruiz absolutamente necesaria después de un período muy largo en que los estudiantes han estado fuera de las aulas y han vivido una realidad educativa completamente alejada de la que estaban acostumbrados. Sin embargo, Ruiz se muestra un poco sorprendido de que no se hayan aprovechado los meses posteriores al confinamiento para poner en marcha una serie de acciones para afrontar mucho mejor el retorno a la escuela. "Hay mucha incertidumbre con el nuevo curso, es posible que hayan contagios en las escuelas, docentes afectados, confinamientos selectivos... Y faltan instrucciones más claras", considera Ruiz.

En este sentido, apunta que echa de menos medidas como por ejemplo la asignación de tutores a los alumnos para poder acompañarlos durante todo el curso y conocer cómo evoluciona su aprendizaje o qué necesidad tienen, en previsión de que haya periodos donde el asistencia a clase se pueda ver interrumpida. "Es un sistema que sería interesante que siempre funcionase, pero que en la situación actual, es indispensable" afirma, el ex presidente del Consell escolar de Catalunya.

Por otra parte, y en referencia a las medidas relacionadas con el distanciamiento social, Ruiz también echa en falta una mayor implicación de las administraciones, que disponen de muchos espacios que se podrían poner al servicio de los centros de enseñanza, con el objetivo de ofrecer más garantías que hagan posible el cumplimiento del distanciamiento entre los estudiantes. También piensa que se ha perdido una oportunidad para potenciar y aprovechar recursos ya existentes. Un ejemplo en Catalunya es el Institut de bachillerato de enseñanza a distancia, una entidad enfocada a estudiantes que por diversos motivos no pueden seguir la formación de forma presencial. Este Instituto tiene mucha experiencia y, por tanto, hubiera sido interesante poder potenciar administrativamente sus capacidades y poner su experiencia al servicio de los centros educativos.

Para Ferran Ruiz, "la sensación es que después de los meses de confinamiento ha habido una cierta relajación y la confianza de que de cara a septiembre todo iría mejor". Posiblemente, los políticos han sido muy conservadores de pensamiento, ya que se podía haber ampliado mucho más el abanico de actuaciones que facilitaran una vuelta a la escuela con mayor previsión y con unos criterios mucho más claros sobre las condiciones. La impresión de Ruiz es que, "no hay una información pública clara y suficientemente tipificada".

¿Cómo aprovechar educativamente la experiencia?

Ferran Ruiz considera que la experiencia que han vivido los estudiantes es un material de aprendizaje muy valioso que debe ser aprovechado en los centros educativos. En primer lugar, habría que fomentar una reflexión personal de los alumnos sobre la experiencia. ¿Qué les ha significado? ¿Cómo se han encontrado? ¿Cómo se ha vivido en su entorno familiar?... Esta reflexión debería estructurarse y organizarse de manera que fuera más allá de buscar la anécdota personal de cada alumno. En las escuelas se puede trabajar sobre el virus, su procedencia, precedentes históricos de otras pandemias, perspectivas de futuro... Todo ello, orientado a que los estudiantes reflexionen y tomen conciencia.

En este sentido, Ruiz también muestra una cierta decepción con las entidades educativas, ya que sería interesante que estos debates los hubieran fomentado ellas. Considera que, "la promoción de pensamiento brilla por su ausencia y que se ha hablado de temas concretos como la situación de los docentes, pero en general, he echado en falta un planteamiento más amplio".
 

Aspectos éticos derivados de la pandemia

"El Covid19 abre a las escuelas un amplísimo espacio de reflexión sobre temas éticos", afirma Ruiz. Es habitual tratar aspectos que pertenecen al pasado, pero el Covid19 ofrece la oportunidad de conectar directamente con una realidad que afecta directamente a los estudiantes. Ha habido personas que han muerto alejadas de sus familiares, y esto puede ayudar a abordar temas que pueden tener una relación más o menos directa, como el ritual de la vejez, la soledad, el abandono de los ancianos... Se debe trabajar para conducir el debate adecuadamente y con sensibilidad, pero es un material muy interesante que no se puede desaprovechar. Además, es una oportunidad para que los alumnos valoren más su propia escolarización, ya que estas cuestiones les muestran la realidad en la que viven y de la que son partícipes y los conecta con el mundo.